La importancia de depósito de las Cuentas Anuales y sus novedades

Posted on Edit
"Cuentas Anuales"

Las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil son la fotografía económica-financiera de una sociedad, de ahí la importancia de redactarlas con cautela y con la mayor transparencia posible. Es frecuente que, al tratarse de un documento público, terceras personas interesadas en una determinada sociedad, como por ejemplo los bancos, accedan a ellas para obtener información de dicha sociedad.

El plazo para depositar las cuentas es de un mes desde la aprobación de las cuentas. Esto quiere decir que para el 30 de julio tienen que estar perfectamente cumplimentadas y firmadas por el administrador o administradores de la sociedad. El no depósito de las cuentas anuales conlleva una sanción que puede oscilar entre los 1.200 euros y los 60.000 euros, en función de la dimensión de la sociedad.

Las cuentas anuales aprobadas y publicadas en la Orden JUS/319/2018, de 21 de marzo, por la que se aprueban los nuevos modelos para la presentación en el Registro Mercantil de las cuentas anuales de los sujetos obligados a su publicación, no presentan cambios en su contenido ni estructura respecto al año anterior. Ahora bien, si que existen cambios en la documentación que se debe aportar al Registro Mercantil para el correcto depósito de las cuentas anuales.

La principal novedad es la declaración de identificación del titular real en la que se tienen que identificar aquellas personas físicas con un porcentaje de participación directa o indirecta superior al 25% del capital o los derechos de voto de la entidad. En el supuesto de que no existiese ninguna persona física con dicha participación, se identificarán a los administradores o a los responsables de la dirección de la sociedad. Esta nueva obligación se motiva por la Directiva (UE) 2015/849 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de mayo, relativa a la prevención de la utilización del sistema financiero para el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo y solamente deberá presentarse en este ejercicio, sin tener la obligación de presentar una nueva declaración de identificación del titular real en ejercicios siguientes si no se produce ningún cambio.

La obligación de depósito de la declaración de identificación del titular real abarca a todas las personas jurídicas domiciliadas en España, a excepción de las sociedades que coticen en un mercado regulado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Flickr Stream

User not found

Flickr Stream

User not found