Linea Covid de ayudas directas a autónomos y empresas.

Son destinatarios de dichas ayudas las empresas no financieras y autónomos más afectados por la pandemia, siempre y cuando tengan su domicilio fiscal en territorio español o cuando se trate de entidades no residentes no financieras que operen en España a través de establecimiento permanente. Estas ayudas directas tendrán carácter finalista, empleándose para satisfacer la deuda y realizar pagos a proveedores y otros acreedores, financieros y no financieros, así como los costes fijos incurridos por los autónomos y empresas considerados elegibles.

Los destinatarios de estas ayudas deberán acreditar una actividad que se clasifique en alguno de los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas -CNAE 09- previstos en el Anexo I del citado real decreto ley.

Se prevé que serán las Comunidades Autónomas las que establecerán los criterios para las ayudas por destinatario, de forma que no superen los siguientes límites máximos:

  1. 000 euros cuando se trate de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
  2. Para aquellos empresarios y profesionales cuyo volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Administración, en el Impuesto sobre el Valor Añadido o tributo indirecto equivalente, haya caído más del 30% en el año 2020 respecto al año 2019, la ayuda máxima que se concederá será del:

1.- El 40% de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación directa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, así como las entidades y establecimientos permanentes que tengan un máximo de 10 empleados.

2.- El 20% del importe de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de entidades y empresarios o profesionales y establecimientos permanentes que tengan más de 10 empleados.

Sin perjuicio de lo dispuesto en los anteriores apartados b1 y b2, la ayuda no podrá ser inferior a 4.000 euros ni superior a 200.000 euros.

No obstante lo anterior, en una última noticia el Govern anunció la semana pasada que el límite máximo en las Baleares se elevará de los 200.000 euros a los 500.000 euros, que se avanzará el 100% del dinero a través de anticipos para que las empresas cobren cuanto antes mejor, y que los sectores que pueden acceder a las ayudas se han incrementado en 46 respecto de los establecimientos en el primer decreto ley estatal, con lo cual han pasado de 94 a 140 en las Baleares. Además, la convocatoria beneficiará las empresas pequeñas antes las empresas grandes, y subvencionará con el doble de dinero el porcentaje de caída que hayan sufrido en la facturación. Además el Govern ha adelantado que cambiará el sistema de porcentajes de la pérdida a subvencionar, de tal forma que las empresas asumirán el 30% de sus pérdidas, pero podrán pedir ayudas para compensar el resto de la caída hasta conseguir el 100% del restante 70%.

Volviendo a la norma inicial, los destinatarios de dichas ayudas deberán cumplir, en el momento de presentación de la solicitud de estas ayudas, los siguientes requisitos:

  1. No haber sido condenado mediante sentencia firme a la pena de pérdida de posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas o por delitos de prevaricación, cohecho, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, fraudes y exacciones ilegales o delitos urbanísticos.
  2. No haber dado lugar, por causa de la que hubieses sido declarada culpable, a la resolución firme de cualquier contrato celebrado con la Administración.
  3. Hallarse al corriente de pago de obligaciones por reintegro de subvenciones o ayudas públicas.
  4. Hallarse al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social.
  5. No haber solicitado la declaración de concurso voluntario, no haber sido declarados insolventes en cualquier procedimiento, no hallarse declarados en concurso, salvo que en éste haya adquirido la eficacia un convenio, no estar sujetos a intervención judicial o haber sido inhabilitados conforme a la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, sin que haya concluido el periodo de inhabilitación fijado en la sentencia de calificación del concurso.
  6. No tener la residencia fiscal en un país o territorio calificado reglamentariamente como paraíso fiscal.

Además, los destinatarios de dichas medidas deben asumir los siguientes compromisos:

  1. Deberán mantener la actividad correspondiente a las ayudas hasta el 30 de junio de 2022.
  2. No podrán repartir dividendos durante 2021 y 2022.
  3. No aprobar incrementos en las retribuciones de la alta dirección durante un periodo de dos años desde aplicación de alguna de las medidas

Fuente: Noticias GOIB

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Flickr Stream

User not found

Flickr Stream

User not found